Pautas para entender la relación entre el agua que consumes y tu salud

Pautas para entender la relación entre el agua que consumes y tu salud

Dependiendo de su pureza, minerales, alcalinidad y antioxidantes contribuye a mejorar nuestra calidad de vida y nos ayuda a prevenir enfermedades

Desde nuestro nacimiento, somos el 90% agua y más allá de los 80 años continuamos siendo 50% agua. El agua es el elemento que permite un correcto funcionamiento  muscular, nervioso y cardiovascular. El agua hidrata la piel, mejora la digestión y el sistema inmunológico, además lleva oxígeno a todas las células del cuerpo. Es directamente responsable de muchas funciones de nuestro cuerpo, por ello es tan importante una buena hidratación.

Pese a ello, en contadas ocasiones nos hemos preguntado cómo impacta la calidad del agua en nuestra salud. Y es un hecho que lo hace pues, dependiendo de su pureza, de los minerales que contenga, de su alcalinidad y de los antioxidantes, contribuye a mejorar nuestra calidad de vida y nos ayuda a prevenir enfermedades.

Dicho esto, resulta esencial verificar las propiedades del agua que ingerimos, desde  su pureza a su riqueza en minerales, su alcalinidad y su potencial óxido reductivo e hidrógeno molecular. Hacerlo nos generará beneficios a la salud, anti-envejecimiento y rendimiento físico.

La tercera característica a tener en cuenta es la alcalinidad del agua, que habitualmente se refiere a su nivel de PH (Potencial Hidrógeno). El nivel de PH identifica si el agua es ácida o alcalina. Por debajo de 7 es ácida y por encima de esta cifra, alcalina. La ciencia establece que el agua para consumo humano debe de ser neutra ligeramente alcalina, es decir: tener un nivel de PH de 7 hasta 9.4.

La alcalinidad es muy importante para nuestro organismo pues nuestra sangre, tiene un PH de 7.37 y es vital que se mantenga en un nivel estable. Si no se alcanza un PH óptimo, el cuerpo empieza a utilizar las reservas minerales de nuestros huesos, órganos y de la piel, esto lo desgasta hasta generar enfermedades como la osteoporosis.

El agua alcalina debe contener minerales alcalinos y un potencial de reducción de la oxidación negativa (ORP). ORP es la capacidad del agua para actuar como un antioxidante. Cuanto más negativo sea el valor de ORP, más antioxidante será.

Por ello es tan importante estar más informados sobre la calidad y cantidad de agua que consumimos pues el agua, con un PH de 9/9.2 (como es el caso de agua alcalina Amulet) nos ayudar a contar con buenas reservas alcalinas, a prevenir enfermedades y sentirnos más sanos y más aún, si acompañamos su consumo con una alimentación y un estilo de vida sano.

Instagram

Instagram did not return a 200.

Categories

Archives