5 claves para una correcta hidratación si vas a entrenar en verano

5 claves para una correcta hidratación si vas a entrenar en verano

Por fin ha llegado el verano y estás loco por lanzarte a hacer deporte. Lo tienes todo preparado: tus zapatillas nuevas, tu camiseta técnica de colores, tus gafas deportivas, la música adecuada… ¿Te falta algo? Tal vez lo más importante, mantenerte hidratad@ pues cuando realizamos una actividad deportiva, podemos llegar a perder de media entre 1’5 y 3’5 litros de líquido por hora según sea de intensidad moderada o alta. Aunque es un tema sobre el que hace mucho hincapié, mucha gente subestima las consecuencias físicas de una mala hidratación.

Una mala hidratación aumenta la sensación de fatiga, reduce la efectividad del entrenamiento y nos hace proclives a sufrir un mayor número de lesiones, como tendinitis y calambres. En casos extremos, el aumento de la temperatura corporal puede incluso producir cefaleas y desmayos. Para evitarlo, es necesario planificar una correcta pauta de hidratación que funcione para nosotros. En primer lugar, no hay que esperar a sentir sed para beber. En general, necesitamos perder entre 1’5 y 2 litros de líquido para que aparezca la sensación de sed. Sin embargo, con esos niveles de deshidratación nuestro organismo ya está sufriendo.

En segundo lugar, una correcta planificación debe estar presente antes, durante y después del ejercicio. Los expertos recomiendan beber medio litro de agua una hora o dos antes de comenzar la actividad y rehidratarse posteriormente según el peso perdido, que suele ser de líquido, a razón de 450 mililitros aproximadamente por cada medio kilo.

También es importante desterrar los mitos que desaconsejan beber durante el ejercicio: es igual de importante mantenernos hidratados durante el tiempo que dura la actividad, en especial en ejercicios prolongados. Se recomienda beber entre 150 y 300 mililitros por cada 15 ó 20 minutos.

Prueba a beber pequeños sorbos con frecuencia si ves que no te sienta bien. Si quieres realizar deporte con alta temperatura y además, mantenerte adecuadamente hidratado, presta atención a estas cinco recomendaciones.

  • Prehidrátate: unas dos horas antes de hacer ejercicio bebe unos 500 ml, así estarás hidratado a tope en el momento de practicar deporte, y si a tu cuerpo le sobra agua antes de salir a hacer deporte le da tiempo a eliminarla por la orina.
  • Bebe durante el ejercicio:mientras haces ejercicio bebe cada 10/15 minutos una cantidad de unos 200 ml (como un vaso pequeño), y recuerda que esta bebida debe estar a una temperatura inferior a la temperatura ambiente, pero sin pasarte de fría.
  • Si estás una hora, con agua basta:si el tiempo que vas a estar haciendo ejercicio es inferior a una hora, normalmente con agua sólo, estarás suficientemente hidratado.
  • Si estás más de una hora, con agua no basta:si el tiempo de duración del ejercicio es mayor a una hora probablemente necesites alguna bebida isotónica, que además de ayudarte a recuperar el líquido perdido te ayude a recuperar hidratos de carbono y electrolitos perdidos.
  • Cuando termines, rehidrátate: una vez finalizado el ejercicio presta atención a la rehidratación y a los minerales perdidos, para recuperarte y estar como nuevo para el siguiente día que salgas a practicar deporte

Y por último, si buscas una hidratación completa, que no sólo te aporte lo que tu organismo necesita en ese momento, sino que te ayude a paliar los efectos de la actividad física, hidrátate con agua alcalina Amulet, tal y como recomendamos en nuestra página web www.aguaamulet.com

 

 

Instagram

Instagram did not return a 200.

Categories

Archives